Nos trasladamos… Cómo convertir el salón de tu casa en un laboratorio de fabricación digital

Cuando los proyectos pasan de utopía a posibilidad hay un momento crucial, de decisiones funcionales que afectarán para siempre al resto. Para Los Hacedores ha sido un cambio de espacio. Un cambio muy sutil, de apenas unos 10 metros, la distancia entre el salón de una casa y el primer espacio de Los Hacedores. Después de pensarlo mucho y darles vueltas a la idea de que para montar una escuela y un espacio de fabricación digital lo “normal” era alquilar un local a pie de calle, nos dimos cuenta de que ese no era nuestro lugar, al menos de momento.

Hubieron negociaciones, porque en el espacio que ahora ocupan Los Hacedores pasaban sus noches y domingos una feliz pareja, pero llegado un momento no hubo dudas. A lo largo de un día desplazamos un amplio salón a un maravilloso espacio interior y un incipiente Los Hacedores a un luminoso  laboratorio preparado para recibir a 4 alumnos y a tantos usuarios como lo requieran.

En realidad todo era una cuestión de principios, de dónde partíamos y que nos movía a hacer todo esto. Si la revolución y el posible cambio están a nuestro alcance, hecho en el que insitiremos constantemente, ¿porqué no hacerlo en casa?. Si podemos reinventar lo que nos rodea y de paso, a nosotros mismos, ¿qué mejor que reconocernos en cada paso?. La fábrica en casa es el principio que queremos difundir y la posibilidad de reaprender a crear con las nuevas herramientas a nuestro alcance, lo que queremos compartir.

Y contar con la gente que queremos para acompañarnos en el cambio, un regalo.
Aquí va la transformación.

Thanks to Bart Bakker. When we saw your site, we knew what we had/wanted to do. We’re doing it. Visit minifablab.nl to see what we’re talking about.

 

 

Deja un comentario